miércoles, 21 de enero de 2015

USA y CUBA





El Congreso de Estados Unidos debe comenzar a trabajar en este 2015 en iniciativas para poner punto final al embargo económico a Cuba, señaló el presidente Barack Obama durante su esperado discurso sobre el Estado de la Unión.
"Nuestro cambio de política hacia Cuba tiene el potencial para terminar con un legado de desconfianza en nuestro hemisferio", dijo el presidente estadounidense, para añadir que el fin del embargo "extiende la mano de la amistad a los cubanos".
Al adoptar un nuevo abordaje en sus relaciones con Cuba, dijo Obama, "estamos poniendo fin a una política que debería haber terminado hace tiempo. Cuando uno hace algo que no funciona durante cincuenta años, es hora de probar algo nuevo".
Obama incluso recordó que el papa Francisco había señalado que la diplomacia es un trabajo de "pequeños pasos". "Estos pequeños pasos han ido sumándose para dar una nueva esperanza al futuro de Cuba".
El contratista Alan Gross, quien pasó cinco años de cárcel en Cuba por "atentados a la seguridad del Estado" pero fue liberado en diciembre, mereció un saludo especial de Obama.
"Después de pasar años en prisión, el hecho de que Alan Gross esté de nuevo entre nosotros nos llena de dicha: bienvenido a casa, Alan", expresó Obama a Gross, invitado de honor a la ceremonia junto a su esposa Judy, en el balcón especial reservado a la primera dama, Michelle Obama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada