miércoles, 7 de enero de 2015

El ELN parece que se une a la Paz en Colombia






Este miércoles el Eln hizo un anuncio que , tal como habían manifestado expertos, se conviritó en clave al momento de hablar de paz con este grupo guerrillero. Nicolás Rodríguez, alias 'Gabino' y máximo líder del Eln, confirmó la voluntad del grupo de una eventual dejación de armas. “Asistimos a este diálogo para examinar la voluntad real del gobierno y del Estado colombiano; si en este examen concluimos que no son necesarias las armas, tendríamos la disposición de considerar si dejamos de usarlas”, manifestó 'Gabino' por medio de un video difundido en redes sociales.
El 7 de enero de 1965 el Ejército de Liberación Nacional (Eln), que en ese momento se denominaba (Fuerzas Armadas de Liberación Nacional), se dio a conocer en el escenario nacional. Ese día, cerca de 27 guerrilleros se tomaron el municipio de Simacota, en Santander. En esa toma, que para el Eln es fundacional, murieron tres uniformados, destruyeron la estación de Policía, la Alcaldía, desocuparon la Caja Agraria, derribaron las líneas de teléfono y desaparecieron. El Ejército trató de alcanzarlos y le costó dos muertos más. Medio siglo después, esta guerrilla sigue viva y anunció que hoy revelará una importante información.
Nada se sabe sobre lo que se podría anunciar hoy. Sin embargo, conocedores de los intentos de paz que se han adelantado con el Eln le dieron a El Espectadorsus hipótesis sobre lo que Nicolás Rodríguez Bautista, alias Gabino, máximo comandante de esta agrupación subversiva, dará a conocer. Fuentes de alta credibilidad le contaron a este diario que unos meses atrás hubo una reunión de carácter nacional con los más importantes mandos, que contó con la asistencia de los cinco miembros del Comando Central (COCE), máxima instancia de esta guerrilla. Esta información hace pensar a algunos analistas que la comunicación de hoy será un asunto de hondo calado y que cuenta con el respaldo de toda la estructura elena.
Algunos consultados no dudan en sostener, a pesar de la obviedad, que el anunció será un gesto de paz, que impulse la formalización de la mesa. Otros sugieren que puede ser una negativa total a los intentos de diálogo, afirmando que no hay condiciones para la paz y reafirmando que la lucha armada sigue teniendo vigencia.
Sobre el primer escenario, Carlos Velandia, quien fue un conocido comandante de esta guerrilla y vocero en los diálogos de paz con el gobierno de Álvaro Uribe, sostiene que podría tratarse de una declaración en la que ratifica su disposición de encontrar una salida negociada al conflicto, eso sí, enfatizando en que la participación de la sociedad es indispensable. Velandia también considera que una declaración en ese sentido puede ir acompañada del anuncio de un cese al fuego unilateral, temporal y condicionado; e incluso podría también declararse la proscripción del secuestro y anunciarse la liberación del alcalde del Bajo Baudó.
La lectura de escenarios es compartida por Luis Eduardo Celis, analista de la Fundación Paz y Reconciliación y una de las personas que mejor conocen al Eln, para quien además hay otra posibilidad. Sería un punto medio entre los dos escenarios antes mencionados, en el que podría comunicarse que la fase exploratoria no ha tenido mayores avances que los dados a conocer en la comunicación de mayo de 2014 y que por la negativa del Gobierno a abrir escenarios de participación ciudadana, el Eln propone que se inicie una fase abierta —pública— de los diálogos exploratorios.
Sobre el escenario negativo, sostienen los analistas que se podría tratar de una declaración política del último Congreso Nacional, o con motivo de los 50 años de lucha guerrillera. En este caso, el Eln reafirmaría el manifiesto de Simacota, señalando que la lucha armada está vigente porque es el único camino que le queda al pueblo, y que les corresponde al Estado y la oligarquía remover las causas originarias del conflicto social y armado. Concluiría entonces la declaración del Eln que esperan mejores condiciones para iniciar una mesa de diálogos.
Para Alejo Vargas, director del Centro de Pensamiento y de Seguimiento al Conflicto Armado de la Universidad Nacional, “si Santos y el Eln no nos han desinformado —teniendo en cuenta las palabras de Santos anteayer—, no es el inicio formal de la mesa de diálogos. Eso hay que descartarlo. Yo creería, apostándole al optimismo, que es un anuncio del Eln terminando con el secuestro, ubicándose en la misma lógica de las Farc. Y más optimista aún, que se sumara al cese unilateral de hostilidades. Podría también plantear que se den un plazo con el Gobierno para definir la agenda de diálogos”.
Vale la pena recordar que los rumores sobre el inicio de diálogos entre el Gobierno y el Eln han circulado en estos dos últimos años. En diciembre de 2012, Gabino confirmó que había acercamientos. Se dijo por esos días que la fase secreta fue en Brasil y no consiguió mucho. En junio de 2014, el Eln y el Gobierno anunciaron que desde enero del mismo año se inició la fase exploratoria que busca acordar una agenda de negociación, cuyos primeros dos temas son víctimas y participación de la sociedad. Los encuentros, según se ha conocido, se han realizado en Ecuador y Brasil. Estos países han sonado como sedes de diálogos, además de Uruguay, si se llegase a concretar la instalación de la mesa formal.
De esta manera, sin saberse exactamente de qué tratará el comunicado del Eln de hoy, la historia de negociación con esta guerrilla deja algunas claridades. El proceso de paz con esta agrupación insurgente no ha avanzado mucho. Las discusiones con el Gobierno no han llevado a una mesa de diálogos y viéndolo con los mejores ojos, la comunicación que conmemora los 50 años de guerra del Eln apuntará a un gesto de paz que ayude a encauzar a Colombia hacia la solución definitiva del conflicto armado más largo de la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada