martes, 19 de marzo de 2013

LA VERDAD VERDADERA


La Verdad fue enterrada antes que Hugo Chávez
Artículo del diario Alerta Total – http://www.alertatotal.net
Por Jorge Serrão

Tal vez por esquizofrenia, deficiencia mental o falta de carácter, aquellos que piensan y actúan de manera torpe, radicaloide y sin ética, haciéndose llamar socialistas, comunistas, fascistas, nazistas, etc., acostumbran atentar contra la Verdad – definida como realidad universal permanente. Pero los bolivarianos exageraron en la dosis de la mistificación en el manejo de la muerte del mito Hugo Chávez Frías.
En los medios diplomáticos y en el área de inteligencia militar argentina circula una información clasificada 1-A-1 sobre los procedimientos ante y post fúnebres del Presidente y revolucionario inventor de la República Bolivariana de Venezuela. La revelación explosiva es que el cuerpo exhibido, bajo total sigilo y seguridad, en una súper-urna sellada, no es de un ser humano normal, deformado por un terrible cáncer. El cadáver sería un muñeco de cera. El simulacro de un Chávez “embalsamado”.

El sorprendente descubrimiento de que el cuerpo en el faraónico féretro bolivariano no correspondía a Hugo Chávez original, fue de la Presidenta de Argentina Cristina Kirchner. La gran amiga de Chávez estaba prevista para hacer el mas emocionado discurso político del velorio. Sin embargo, Cristina se sintió engañada al momento en que llegó cerca del difunto. Se quedó tan indignada y molesta que arregló una disculpa improvisada para volver urgentemente a su país – dejando incluso sin cola al presidente uruguayo José Mujica, quien junto con ella vino a Caracas.

La explicación explosiva para el regreso súbito de Cristina es relatada por la inteligencia militar argentina. Cristina tuvo un shock emocional cuando se vio involucrada en la farsa bolivariana montada para el velorio de Chávez. No pudiendo creer lo que sus ojos le mostraban, Cristina designó una oficial ayudante de orden para que investigase, de inmediato, si ella no estaría ante una “broma de mal gusto con la muerte de alguien que le era muy querido”.

La oficial argentina interpeló un alto miembro del Ejército personal de Chávez – (debe referirse a la Guardia de Honor) quien prácticamente confesó la tramoya: allí no estaba el cuerpo original del amado comandante. La militar transmitió la información inmediatamente a Cristina – quien se impactó. Salió refunfuñando del velorio para el hotel, avisando que ya no haría el discurso para un muñeco. El presidente impuesto de Venezuela, Nicolás Maduro, intentó convencerla que hiciera lo contrario, sin éxito. Cristina regresó volando a casa.

La Presidenta Dilma Rousseff, que llevaba al ex presidente Luis Inacio en brazos, fue informada del incidente. Dilma y Lula dieron una breve mirada a la urna de Chávez, conversaron rápidamente con los presentes y también se marcharon lo más rápido posible – alegando cosas urgentes a ser resueltas en Brasil. Siguiendo el ejemplo de Cristina, no quisieron participar de la farsa completa de la sepultura de aquel que era el líder operacional-militar del Foro de São Paulo (organización que reúne a las izquierdas revolucionarias, guerrilleras o simplemente gramcistas en América Latina y el Caribe)

A parte del cuento del “muñeco de cera” – una versión completamente no oficial de las exequias de Chávez -, todo en torno a su muerte suena como una gran farsa, digna del más cínico y mentiroso socialismo bolivariano que transformo a Venezuela en un país en descomposición política, económica y social. Todo indica que Hugo Chávez ya vino muerto de Cuba – donde murió no de problemas directamente relacionados al sarcoma que sufrió metástasis.

Lo que se lleva a Chávez realmente de este para otro mundo fue una brutal infección clínica, que le detonó sus pulmones. Tal hecho jamás será admitido oficialmente, ya que la leyenda-dogma comunista prescribe que la isla perdida de los hermanos Castro tiene “una de las medicinas más avanzadas del mundo”. En caso de que se hubiese tratado en Brasil – como lo hicieron Dilma, Lula y el ex-presidente paraguayo Fernando Lugo -, Chávez podría estar "vivinho da silva"... Mala suerte para el que el Hospital Sirio-Libanés no aceptó recibir sus millones para tratarse, sin la transparencia y en “secreto socialista”, de su grave caso médico.

Otro hecho que la inteligencia de los Estados Unidos ya dejó muy evidente en los medios diplomáticos. Chávez murió, probablemente, a comienzos de enero. La prolongación mentirosa de su vida fue apenas una tramoya para permitir la inconstitucional toma de pose de Nicolás Maduro, mediante la creación de mega drama popular en torno a la fanaticada por la “salvación” y cura del bien amado mito Chávez. El problema para el régimen venezolano es que el atraso en la revelación de la verdad contribuyó para que afloraran las mentiras....

La tendencia política en Venezuela es de victoria electoral del presidente impuesto Nicolás Maduro, en las elecciones marcadas para el 14 de abril. Pero la temporada de peleas internas y traiciones entre los bolivarianos es apenas una cuestión de poco tiempo. A pesar de haber sido chófer profesional de autobús, antes de caer en el mundo fácil de la vida sindical, prácticamente sin trabajo, Nicolás no está maduro para ser líder de la revolución bolivariana.

Chávez es insustituible. Y como un mito nunca muere, debe hacerles sombra a Maduro – quien tendrá que soportar las presiones de la oposición, en natural crecimiento, y las traiciones y rebeliones internas que deben surgir principalmente en el área militar venezolana (en franca división y conflicto entre Ejército y Marina).

El socialismo bolivariano ha implosionado a Venezuela. La demagogia ha seducido al electorado pobre o al más miserable – siempre la masa maleable de maniobras de toda la Historia. Pero las clases media y alta de Venezuela comen del pan que Chávez amasó. La moneda de lana – el bolívar – vale tanto cuanto la verdad para los ideólogos socialistas. La crisis de desabastecimiento de productos básicos es alarmante. La inflación totalmente fuera de control. El desempleo sólo aumenta. La estatal petrolera PDVSA opera en régimen de ineficiencia. La plata de los petro-dólares es utilizada más para demagogias que para inversión en infraestructura real.

Las instituciones venezolanas se encuentran en descomposición. El Poder Judicial es una completa desmoralización. El Poder Legislativo una pieza manipulada por el Ejecutivo autoritario e arbitrario. La injerencia ideológica de elementos del aparato represivo cubano en el gobierno bolivariano es un fenómeno políticamente dantesco. El nivel de corrupción venezolano es para darle envidia al más grosero "mensalero" en Brasil. Venezuela tiene hoy todo lo peor que puede tener un país del tercer mundo, subdesarrollado, lleno de desigualdades y donde explota una onda de violencia sin perspectiva de control.

La situación venezolana poco afecta a Brasil. Los problemas concretos son apenas dos. El chasco de PDVSA en la alianza con Petrobras en la sobre-facturada refinería Abreu e Lima, en Pernambuco, aun lejos de que salga del papel. El otro rollo son los préstamos que se pierden de vista del BNDES bodeguero para las grandes constructoras brasileras realizar mega-obras – también sobre-facturadas – en tierras bolivarianas. Por lo demás, Venezuela tiene relación comercial pequeña con Brasil.

Una previsible caída del régimen bolivariano – que es cuestión de poco tiempo – puede generar un efecto cascada (sin ambigüedades) entre los países afectados por el cáncer ideológico e ideocrático del Foro de São Paulo. La primera víctima de una post-derrocada Venezuela debe ser Argentina – donde las cosas van de mal en peor aun en la gestión de Cristina. Cuba también debe tener aun mayores problemas si la casa bolivariana se desmorona. El resto entra en el tradicional “efecto orloff” (una vodka que se hizo famosa con el lema publicitario “yo soy, tú mañana”).

La prematura muerte del comandante Chávez costará muy caro a los regímenes de democra-dura y capi-munismo del Foro de São Paulo. La metástasis política ya comenzó, con muchos tumores políticos entrando en fase de implosión. Resta apenas esperar para ver como la mezcolanza cancerosa se transformará en papilla dañada por las mentiras comunizantes.

Menos mal que no existe mal que dure por siempre o que nunca acabe...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada