viernes, 1 de abril de 2016

SE ELIGE EL SECRETARIO GENERAL DE LA ONU




Los candidatos para el cargo diplomático más importante del mundo, el de secretario general de la ONU, competirán abiertamente por primera vez. Quien ocupa actualmente el puesto, Ban Ki-moon, se prepara para dejarlo a finales de este año.
Los contendientes explicarán sus ideales e intenciones delante de los representantes de los 193 países miembros de la organización, en la Asamblea General de la ONU que se celebrará el próximo mes. Muchos de ellos también mantendrán debates públicos sin precedentes en Nueva York y Londres, coorganizados por the Guardian, en los que responderán a preguntas de personas individuales y organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo.
Durante los primeros 70 años de historia de la ONU, las principales potencias mundiales han elegido al secretario general a puerta cerrada en el Consejo de Seguridad y solo después lo han presentado a la Asamblea General para su aprobación. Normalmente la elección ha sido un acto de consenso geopolítico: se optaba por quien se considerase que tenía menos posibilidades de dar problemas.
Desde mediados de abril, los candidatos comparecerán ante la Asamblea General en lo que se está denominando "diálogos informales". Las entrevistas estarán abiertas a la prensa y al público, y los contendientes tendrán que explicar cómo quieren reformar la ONU para que tenga más capacidad de respuesta a los desafíos globales del siglo XXI.
Después de los debates abiertos, será el Consejo de Seguridad el que designe al candidato que luego se someterá a votación de la Asamblea, así que Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China tendrán capacidad de veto. El nuevo secretario general tendrá por tanto que ganarse la aceptación de las cinco potencias.
Siete personas han hecho pública su candidatura por el momento. La mayoría de ellos son de Europa del Este, en línea con la expectativa que circula de que el próximo secretario general venga de esa región, que aún no ha tenido a nadie en el puesto. También hay presiones para que se elija a una mujer, después de que todos los secretarios generales hasta el momento hayan sido hombres. Estos son los contendientes que ya se han postulado:

António Guterres

Guterres insta a países "influyentes" a buscar solución política para Siria
Es el candidato de mayor relevancia hasta el momento. Guterres fue primer ministro de Portugal entre 1995 y 2002 y el alto comisionado de la ONU para los Refugiados desde 2005 hasta 2015. En este último puesto fue en muchos momentos la conciencia de Occidente antesu falta de respuesta adecuada a la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial.
La agencia que dirigía, ACNUR, está considerada como una de las instituciones más funcionales de Naciones Unidas y se le tiene gran estima. No hay duda de que Guterres tiene mucha experiencia de negociación tanto con la maquinaria de la ONU como con los Estados miembros, y es un portavoz apasionado. Quizá demasiado apasionado para las cinco grandes potencias del Consejo de Seguridad, que pueden tener miedo a su carácter independiente. Su género y su región de origen también juegan en su contra.

Natalia Gherman

La exministra de Exteriores moldava Natalia Gherman aspira a dirigir la ONU
Fue viceprimera ministra y ministra de Exteriores de Moldavia, y embajadora en varias capitales europeas. Su principal implicación en la ONU ha sido ayudar a sacar adelante la agenda de desarrollo, con especial hincapié en los derechos humanos y la igualdad de género. Su carta de candidatura destaca que en 2014 the Guardian la incluyó en su lista de las " siete mujeres a las que seguir en la política internacional que están liderando el cambio en todo el mundo". Las duraderas fricciones entre Moldavia y Rusia por la región escindida de Transnistria pueden hacer que Moscú la bloquee.

Danilo Türk

Es uno de los padres fundadores de la Eslovenia moderna y lideró la campaña por los derechos humanos en los últimos años de Yugoslavia. También ha estado presente en la ONU durante mucho tiempo. En 1985, a sus 33 años, redactó el borrador de la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo. Fue asistente de asuntos políticos del secretario general Kofi Annan, y luego remató su carrera con el cargo muy ceremonioso de presidente esloveno entre 2007 y 2012.

Igor Lukšić

Dimite el ministro de Exteriores montenegrino por su candidatura a la jefatura de la ONU
Lukšić es exprimer ministro y actual ministro de Exteriores de otra república de la antigua Yugoslavia: Montenegro. Tiene menos de 40 años, lo que lo convierte en uno de los contendientes más jóvenes. Pertenece al ala pro-occidental y pro-OTAN de la política de su país, lo que no le granjeará la simpatía de Moscú. Por otro lado, es uno de los candidatos más literarios: ha publicado tres libros de poesía y prosa:  The Book of Laughter The Book of Fear y  The Book of Doubt ( El libro de la risaEl libro del miedo y  El libro de la duda). Los tres vendrían bien para el trabajo de líder de la ONU.

Vesna Pusić

Croacia denuncia en Bruselas que la valla eslovena viola los acuerdos ambientales
Ministra de Exteriores de Croacia y viceprimera ministra, con credenciales democráticas impecables. Montó la primera organización feminista de la antigua Yugoslavia, organizó reuniones de la sociedad civil entre croatas y serbios cuando los dos países estaban en guerra y ha sido una defensora constante de los derechos LGTB en la Croacia post-comunista. Ese activismo y su historial en general pro-occidental pueden ser un problema para Rusia.

Srgjan Kerim

Otro exministro de Exteriores de otra república de la antigua Yugoslavia: Kerim encarna la entrada de Macedonia en la contienda. Su reivindicación de experiencia en la ONU es el periodo en que fue presidente de la Asamblea General, entre 2007 y 2008. También destaca algo entre los demás porque tiene experiencia empresarial práctica, por la gestión de una empresa mediática en Skopje. Además afirma hablar nueve idiomas, aunque cuatro de ellos son muy similares.

Irina Bokova

La directora de la Unesco destaca la apuesta de España por la cultura contra la crisis
La directora general búlgara de la UNESCO es inicialmente una favorita porque cumple muchas condiciones. Es una mujer que ha estado a la cabeza de una gran institución de la ONU durante siete años, tiene relaciones cercanas con Moscú –que puede considerar que será comprensiva con Rusia, teniendo en cuenta que creció en una verdadera casa comunista– y ya ha ganado una especie de primarias búlgaras: ha derrotado por poco a otra contendiente fuerte, la comisaria de la UE y economista Kristalina Georgieva, para hacerse con la candidatura oficial de Sofía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada